Como reconocer un correo fraudulento

Actualmente, una de las estafas más frecuentes a empresas es el envío de correos fraudulentos. Mediante esta técnica el ciberdelincuente trata de engañar al usuario para que entre en una web que no es segura. La finalidad de este método de ciberataque es robar la identidad de los usuarios cuando estos ingresan información confidencial. Cuando el usuario ingresa la información confidencial, el sitio “clonado” guarda esa información en algún lugar para que posteriormente el ciberdelincuente la utilice a su beneficio. Es un tipo de fraude muy común en las empresas, que hoy te enseñaremos a evitar exitosamente.

Correos fraudulentos de bancos

Los primeros casos conocidos de estafa por correo fraudulento han sido los HomeBanking, es decir, los sitios web de los bancos, cuyo ataque consiste en coger esa información para estafar a los usuarios que la ingresen. Sin embargo, a lo largo de los años también se han observado estafas por correo con páginas más rudimentarias como Facebook, Twitter, YouTube, etc. Por lo tanto, ante un correo electrónico que no conocemos y no sabemos si pertenece a una entidad segura y seria es comprobar el nombre del dominio. El dominio es lo que va después de la arroba (@) y lo más habitual es que los ciberdelincuentes creen direcciones parecidas a la entidad que quieren suplantar.

Comprobar el remitente

El segundo paso que debemos tomar es comprobar el remitente, es decir, quien nos envía el correo electrónico. Para comprobar el remitente podemos darle a “responder” y así podremos comprobar que el remitente es realmente quien dice que es o si debemos desconfiar de ese mensaje y marcarlo como “spam”. Si abrimos un correo electrónico que nos parece fraudulento y este lleva enlaces y no sabemos si el enlace es seguro o no, lo que podemos hacer es copiarlo y pegarlo en un bloc de notas. Allí podremos leer correctamente si el enlace nos lleva a la página web que dice ser. Si vemos algo extraño en el cuerpo del enlace lo mejor que podemos hacer es eliminarlo y en ningún caso abrirlo.

Análisis del mensaje

Otra forma de comprobar si el correo electrónico es seguro o no es analizando el cuerpo del mensaje. Las empresas serias como bancos o cualquier otra entidad de confianza no suelen cometer fallos ortográficos a la hora de escribir y tampoco fallos de concordancia. Si observamos algún error de este tipo probablemente sea falso. Los ciberdelincuentes normalmente utilizan programas de traducción automática a la hora de traducir los correos. Y como probablemente sabrás, un texto traducido personalmente por alguien cualificado no da el mismo resultado que un texto traducido de forma automática con motores como, por ejemplo, Google Translate.

Consejos para detectar correos electrónicos fraudulentos

Por último, la herramienta más importante a la hora de protegernos de correos electrónicos que podemos creer que son fraudulentos es utilizar la lógica a la hora de recibirlos. Por qué un banco iba a pedirte el número de tu cuenta si probablemente ya tenga este dato. En caso de recibir correos electrónicos del banco y dudar sobre si son seguros o no, lo que podemos hacer es acudir a nuestra entidad bancaria y preguntar. Es lo más sencillo y seguro. ¿Mantienes todos tus dispositivos seguros? En Redkom podemos ayudarte a evitar estas estafas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *